Páginas vistas en total

28 jul. 2015

Salmos 15:4-5

Sólo el que desprecia al que Dios reprueba, pero honra al que teme al Señor; que cumple lo prometido aunque salga perjudicado; que presta dinero sin ánimo de lucro y no acepta sobornos que dañen al inocente.  El que así actúa, no caerá jamás.



Allá afuera escuchas: busca en tu interior; sigue tus instintos; trata de estar bien contigo mismo para estar bien con los demás y así muchos otros dichos que finalmente quieren que busquemos las respuestas por nosotros mismos.  Mientras tanto, la biblia nos dice lo contrario.  Nosotros no tenemos las respuestas.  Nosotros no podemos tener paz por nuestra propia cuenta.  Nosotros no podemos controlar nuestra carne.  Por lo tanto, si no tenemos a Dios en nuestras vidas, resulta imposible seguir los pasos que describe el salmista.  ¿Cómo seguir adelante con algo que saldremos perjudicados?  ¿Cómo dar de lo que tanto trabajo nos cuesta y no esperar nada a cambio?  ¿Cómo pensar en el prójimo antes que en nosotros mismos?  Honestamente no se puede.  Necesitas tener a Cristo en tu corazón para poder entender que, al morir a uno mismo, es Dios quien más se manifiesta.  ¡Cuántos ejemplos tenemos de aquellos que intentan ser “buenos” sin lograrlo!  Recuerda a los fariseos o simplemente en tantos líderes “espirituales” de hoy en día.  Aquel que busca ser bueno por sus propias obras nunca lo conseguirá pues la palabra nos dice que ninguno de nosotros es ni puede ser bueno.  Solamente a través de la gracia de Dios y el reconocimiento del sacrificio de Cristo podemos ser perdonados y hechos buenos ante los ojos de Jehová.  Entiendo que hay gente que no conoce a Dios y realiza actos buenos.  Esto no quiere decir que ante Jehová, sea realmente una persona limpia y buena.
Para mí, este pasaje nos invita a pensar menos en nosotros y más en los demás.  Nos invita a confiar en Dios y dejar que Él sea quien nos proteja y otorgue todo lo que necesitamos.  Con esta perspectiva podemos dejar de afanarnos en nosotros y los nuestros para poder pensar en servir a los demás y hacer la voluntad de Jehová por encima de la nuestra.



Oración
Padre: es más fácil pensar en mí y en lo que yo quiero pero ahora entiendo que tu voluntad es de bendición para mi vida.  Te pido reines en todo lo que haga y piense.  Te pido que mi vida sea llena de acciones como las que describe el Salmo de hoy.  Ayúdame Señor a morir a mí y dejar que tú crezcas constantemente.  Te lo pido en el nombre de Jesús.  Amén.

27 jul. 2015

Salmos 15:1-3

¿Quién Señor, puede habitar en tu santuario?  ¿Quién puede vivir en tu santo monte?  Sólo el de conducta intachable, que practica la justicia y de corazón dice la verdad; que no calumnia con la lengua, que no hace mal a su prójimo ni le acarrea desgracias a su vecino.



La biblia es muy clara: todos estamos separados de Dios y no podemos acercarnos a Él así nada más.  Recuerda que antes, en el templo existía el velo que dividía el santuario y solamente el sacerdote podía entrar después de haber realizado un sacrificio como Dios lo describe.  En estos tiempos, Satanás ha tomado una estrategia mejor y está confundiendo a mucha gente.  ¿Qué estrategia?  Cambiar la perspectiva de la gente con respecto a Dios.  Ahora todos pueden acercarse a un dios a “su manera”.  Cada quien tiene un dios.  Cada quien forma su dios.  Y la mejor parte de todas: todos llegan al mismo dios.  ¡Increíble!  Aunque esto es sumamente incorrecto no sólo por el lado bíblico sino por el práctico.  Me sorprende la manera en la que la gente acepta y defiende este pensamiento.  Ahora las religiones dicen: todos estamos bien.  Cada uno busque su propia felicidad.  ¿Sabes?  Las palabras de David nos deben recordar que Dios no piensa así.  Que Él busca la santidad y no puede tener comunión con el pecado.  Dios quiere que aquellos que hemos sido hechos sus hijos, le obedezcamos y vivamos conforme a su voluntad.  Quiere que demos testimonio y anunciemos su palabra.  Por esta razón no podemos quedarnos callados ante lo que pasa en este mundo.  Cristo ha sido sacrificado para que seamos perdonados y ahora el mundo nos dice que no nos sirve de nada pues cada quien puede acercarse a dios de una u otra forma.  ¡Mentira!  El que no acepta a Jesús, no puede entrar en el reino.  No podemos pensar como los demás.  Tienes que tener las escrituras claras en tu mente y en tu corazón.  Solamente hay una verdad.  Es imposible que todas las religiones sean correctas.  ¿Cómo puede ser que la reencarnación conviva con la resurrección?  No se puede.  Pero el mundo se ha puesto de acuerdo en algo: odiemos la luz; no importa si tenemos diferencias en principios pero odiemos la verdad.  ¿Lo puedes entender?  Hoy espero que abras los ojos a las estrategias de Satanás y puedas aprender a discernir entre lo que es de Dios y lo que no.  Espero puedas meditar en las acciones que describe David como algo que sean parte habitual de tu día a día.  No para ser una buena persona sino para vivir haciendo lo que agrada a Dios.

Oración

Padre: el mundo te está negando al querer aceptar a todos los demás dioses e ídolos.  Tú quieres que nos mantengamos firmes y en obediencia y te pido que así sea en mi vida.  Señor, no permitas que me aparte de Ti y que pueda compartir tu palabra de manera correcta y en amor.  Te lo pido en Cristo Jesús.  Amén

22 jul. 2015

Salmos 14:5-6

Allí los tienen, sobrecogidos de miedo, pero Dios está con los justos.  Ustedes frustran los planes de los pobres, pero el Señor los protege.



Resulta triste escuchar a tantos predicadores que hablan sobre lo mucho que te bendecirá Dios y lo maravillosa que será tu vida por conocer a Cristo.  Recuerdo en especial un mensaje en la televisión de Joel Austin.  El pastor con una de las iglesias más grande de Estados Unidos y posiblemente el mundo.  Hablaba sobre cómo Dios quiere prosperarte.  Si tienes una casa, podría darte una más grande.  Si tienes un trabajo, podría darte uno mejor.  Y así seguía y seguía.  Sin embargo, cuando uno lee la biblia de manera minuciosa, nos podemos dar cuenta que esto no es cierto.  Sí, Dios habla sobre abrir los cielos y derramar bendiciones.  También nos dice que pidamos y se nos dará.  Sin embargo, tenemos que leer los pasajes completos.  Dice que no se nos da porque pedimos mal.  Pedimos para satisfacer a nuestra carne y no la voluntad del Señor.  Entonces, si yo quiero ganar más dinero y escucho un discurso motivacional que además incluye algún pasaje bíblico, pareciera que debo orar constantemente en que Dios me bendiga y gane más dinero abriendo las puertas del cielo y derramando sus bendiciones sobre mí.  ¡Falso!  Una y otra vez la biblia nos enseña que Dios no ve las cosas como nosotros sino el corazón y lo espiritual.  Mateo 16:26 dice: ¿de qué sirve ganar el mundo entero si se pierde la vida?  La realidad es que Dios nos enseña en repetidas ocasiones que nuestra vida será difícil y llena de pruebas.  Sin embargo, como dice el pasaje de hoy, Él está ahí para protegernos.  ¡Esa es la bendición!  ¡Ese es el gozo!  No que se acaben los problemas.  Tampoco en tener más de esto o aquello.  La bendición y gozo del Señor llega cuando entendemos que podemos confiar en Él y entregarle nuestras preocupaciones sabiendo que Él nos ama, nos protege y siempre buscará lo mejor para nosotros.  ¿Lo puedes entender?  Por eso me da tristeza escuchar a pastores hablando sobre el dinero y lo material y cómo Dios quiere darte más.  Definitivamente Dios quiere bendecirte y darte todo lo que pidas siempre y cuando esté alineado con sus deseos y principios.  Allá afuera tus planes se frustrarán.  Las cosas parecerán de cabeza.  Tu mente pensará que las cosas serían mejor de otra manera.  Hoy tienes que entender que Dios está ahí protegiéndote y buscando lo mejor para ti.  Medita en qué puedes aprender de lo que está pasando y cómo puedes dar testimonio para que otros vean que hay esperanza en momentos difíciles.

Oración

Padre: gracias por mostrarme que siempre estás aquí protegiéndome y buscando lo mejor para mí.  Gracias por recordarme que lo material es insignificante pues nosotros no pertenecemos a este mundo y Tú siempre te encargarás de proveer lo necesario.  Te pido que mi fe no desmaye y nunca quite la mirada de Ti pues es difícil mantenerse firme cuando hay pruebas.  Te lo pido Padre en el nombre de Jesús.  Amén Cristo.  siones por Cristo.  ¡por Cristo.  ¡forma de que puedan hacer algo mhaces, ves y participas.usquemos, ¿qu

21 jul. 2015

Salmos 14:4

¿Acaso no entienden todos los que hacen lo malo, los que devoran a mi pueblo como si fuera pan?  ¡Jamás invocan al Señor!



Hace unas semanas, un individuo entró en una iglesia con un arma y comenzó a disparar matando al pastor y a otros creyentes.  No pasa mucho tiempo sin que escuchemos algún evento en el medio oriente que involucre una bomba, un suicida y muchos afectados.  ¿Acaso no entienden lo que están haciendo?  No termina ahí.  Estos son los casos que llegan a las noticias por el tamaño de la gravedad.  Sin embargo, también tenemos personas alrededor de nosotros que parece tampoco saben lo que hacen.  Mienten.  Engañan.  Se aprovechan.  Se corrompen.  ¿Acaso no entienden lo que están haciendo?  La realidad, es que cada día que pasan alejados del Señor, más y más trabajo les cuesta desarrollar una conciencia y se convierte en algo normal comportarse de esa manera.  Por eso tienes que entregar tu vida entera a Cristo.  Deja que examine lo que hay en tu mente, en tus deseos y en tus comportamientos.  Además, medita en qué tipo de relaciones tienes y qué clase de información metes a tu cabeza.  ¿Qué programas o películas ves?  ¿Qué revistas lees?  ¿Qué hacen tus amistades cuando se reúnen?  ¿Qué pláticas tienes?  Minuciosamente piensa en todo esto.  ¿Por qué?  Porque es de lo que estás alimentándote diariamente.  Si en tu día te dedicaste a criticar, a escuchar cómo se burlan de otra persona, o ves programas que carecen de cualquier principio que Dios quiere que busquemos, ¿qué quieres que pase contigo y con tu mente?  ¿Acaso crees que mejorará tu fe?  Sabes perfectamente que no.  Con esto, no quiero decir que no vayas al cine o que no leas nada.  Lo que quiero hacer es abrirte los ojos a que tomes mejores decisiones en lo que haces, ves y participas.  Cuando David pregunta: ¿acaso no saben lo que hacen?  La respuesta es no.  Se han alejado tanto de Dios que ya no saben lo que están haciendo.  Es tanta la oscuridad en la que viven que no hay forma de que puedan hacer algo más.  Pero tú conoces a Dios.  Tú no vives en oscuridad pues Él trae luz.  No puedes ser tan egoísta y dejar que los demás se pierdan.  Dios no nos ha dado un espíritu de cobardía sino de poder.  ¡Comparte el evangelio!  A lo malo, llámale por su nombre: malo.  Que no te de miedo tomar decisiones por Cristo.  Él murió por ti.  La gente hace lo que hace porque no conocen nada mejor.  ¡Necesitan a Dios en sus vidas!  Tú eres quien puede y debe llevarles el mensaje de esperanza.

Oración

Señor: hoy entiendo por qué hay tanta maldad y tantas injusticias.  Te pido que mi vida sea instrumento para que la gente te conozca y no viva en oscuridad.  Te pido que no tenga miedo o pena al hablar de Ti sino fuerza y pasión para compartir los milagros y maravillas que haces en mi vida.  Padre, no permitas que me aparte de Ti y abre mis ojos para discernir entre lo que hago, veo y digo que no es agradable a Ti.  Te lo pido en Cristo Jesús.  Amén. Cristo.  siones por Cristo.  ¡por Cristo.  ¡forma de que puedan hacer algo mhaces, ves y participas.usquemos, ¿qu

20 jul. 2015

Salmos 14:2-3

Desde el cielo el Señor contempla a los mortales para ver si hay alguien que sea sensato y busque a Dios.  Pero todos se han descarriado, a una se han corrompido.  No hay nadie que haga lo bueno; ¡no hay uno solo!



Dios no se equivoca.  Tampoco hay nada que no sepa.  Él es la esencia misma del amor y ama a cada uno de nosotros de manera incondicional.  Sin embargo, esto no quiere decir que podamos tener una relación con Él así nada más.  En el momento en que Adán y Eva decidieron desobedecer al Señor, condenaron a toda la humanidad.  Por eso se le llama el pecado original.  Desde el principio, todos nacemos de una naturaleza caída, de un cuerpo pecaminoso.  Entonces, cuando leemos que Dios contempla lo que hacemos, no debemos pensar que no sabe lo que hacemos o lo que pasará.  Nos contempla por el amor que nos tiene.  Nos contempla porque quiere que regresemos a Él.  Sabe que nuestro cuerpo es pecado y por ello envió a su Hijo Jesús para que no seamos esclavos a ese cuerpo y sus deseos.  No pienses que a Dios se le ha “escapado” algo y por eso el mundo está como está.  Satanás quiere que lo pienses y buscará confundirte constantemente.  Él busca interrumpir tu comunión con Dios.  Él, además, busca destruirte.  Mientras que Dios, contempla, esperando a que te arrepientas para darte vida eterna.  No es casualidad que estés leyendo esto.  Es Dios buscándote.  Es Dios diciéndote que quiere que dejes la oscuridad y vengas a la luz.  Quiere recibirte y abrazarte demostrándote su increíble amor.  Así como en el tiempo de Jesús, muchos no quisieron reconocerle, hoy tú puedes cometer el mismo error pensando que no le necesitas o que puedes posponer esa decisión.  Piénsalo.  ¿Tiene sentido desobedecer al Señor?  Dios no quiere personas que están a medio compromiso y que obedecen solamente en aquello que consideran deben hacer.  Esto es ser igual que aquellos que describe este pasaje que están apartados de Él.  No pienses que puedes burlar a Dios.  Te puedes engañar a ti mismo pero a Él no.

Oración

Padre: te doy gracias por amarme y permitirme venir a tus pies arrepentido de mis pecados.  Quiero reconciliarme contigo y sé que Jesús murió por mí para que mis pecados fueran perdonados.  Renueva mi corazón y mi mente para que mi vida sea conforme a tu voluntad.  Te lo pido en Cristo Jesús.  Amén