Páginas vistas en total

17 de dic. de 2014

Hebreos 13:10-12

Nosotros tenemos un altar del cual no tienen derecho a comer los que ofician en el tabernáculo.  Porque el sumo sacerdote introduce la sangre de los animales en el Lugar Santísimo como sacrificio por el pecado, pero los cuerpos de esos animales se queman fuera del campamento.  Por eso también Jesús, para santificar al pueblo mediante su propia sangre, sufrió fuera de la puerta de la ciudad.



El pueblo judío tenía el altar donde se adoraba a Jehová en una posición equivocada y lo utilizan como pretexto para juzgar las personas que estaban siguiendo las enseñanzas de Cristo.  Por esta razón leemos el pasaje de hoy que nos explica que no tenemos un altar como el que los judíos tenían.  Sin embargo, sí tenemos un altar especial y único.  Uno donde aquellos que se consideraban los más “santos” en el tabernáculo, no pueden tener derecho a comer.  Esto puede parecerte sencillo y sin mucha trascendencia pero la realidad es todo lo contrario.  ¡Es un cambio radical al entendimiento de la religión contra la comunión con Dios!  El lugar no tiene nada de especial.  El animal sufría afuera para perdón de los pecados y no adentro.  Jesús vino a revolucionar nuestro entendimiento y fortalecer lo que se anunció antes de su venida.  ¿Sabes?  Estoy convencido que muchos que estaban convirtiéndose a Cristo en esos tiempos, escuchaban sobre la falta de altar y comenzaban a dudar sobre el cambio que estaban realizando.  Pero Dios, que es bueno, les habla, y nos habla, con estas palabras para poder abrir los ojos y discernir entre lo religioso y lo espiritual.  ¡El tabernáculo es religioso!  Tu comunión con Dios es espiritual.  ¿Lo puedes entender?  Hoy en día caemos en los mismos errores.  Pensamos que estamos dejando mucho en el mundo por seguir a Cristo.  Pensamos que habrán cosas o actividades que nos harán falta cuando la realidad es que Dios llena absolutamente toda nuestra vida.  ¡Abre los ojos!  Dios sabe exactamente lo que necesitas, lo que trae bendición a tu vida y lo que trae destrucción.  ¿Por qué preferir lo que tu cuerpo quiere si busca todo lo contrario?  El altar físico parecía una pérdida para aquellos que no entendían lo que Cristo representaba.  Era una “falla” dentro del cristianismo.  Pero cuando se escriben estas palabras y se enseña que nosotros tenemos algo mejor que lo que se tenía antes podemos entonces darle la dimensión correcta a las cosas.  ¿Por qué crees que Pablo nos dice que aprendió a discernir entre lo que vale y lo que no al confesar que antes consideraba muchas cosas como buenas y ahora las considera como basura?  ¡Porque la religión hace eso!  Nos hace pensar que un ritual es importante.  Te confunde pensando que una costumbre es más poderosa que la oración.  Cristo vino y murió por aquellos que le hemos recibido y reconocido como Señor y Salvador.  Vino a enseñarnos cómo tener comunión con el Padre y cómo dirigirnos conforme a su voluntad.  Vino a liberarnos de la esclavitud al pecado y del reino de Satanás.  Hoy te animo a que medites en todo aquello que no quieres dejar de hacer (tu ritual o altar) y que piensas que al dejarlo sería una pérdida en lugar de bendición.  Pregúntate si estás confiando en Dios como debes y le estás obedeciendo como te pide.

Oración

Padre: perdóname.  Quiero dejar todo atrás y seguirte con mi vida entera.  Te pido me des fuerzas para deshacerme de todo aquello que no te agrada y pueda caminar a tu lado.  Gracias por querer tener comunión conmigo y mostrarme la diferencia entre la religión y la comunión viva y eficaz contigo.  Toma mi vida Padre.  En el nombre de Jesús.  Amén.

10 de dic. de 2014

Hebreos 13:9b

Es mejor que nuestros corazones se fortalezcan en el amor de Dios que en seguir reglas sobre los alimentos; pues esas reglas nunca han sido de provecho.



En la primera parte del versículo 9, aprendimos que había doctrinas distintas a las que se les había enseñado originalmente.  Parte de estas doctrinas involucraba reglas sobre los alimentos, las cuales, según dice el versículo, nunca han sido de provecho.  ¿Sabes?  Nuestra naturaleza caída busca constantemente formas para esconder o justificar el pecado.  Por esta razón, terminamos inventando rituales y religiones que, a nuestro parecer, nos podrán limpiar.  Sin embargo, la biblia nos enseña que las cosas no funcionan así.  Uno solamente puede ser limpiado y perdonado por la gracia de Dios.  Solamente a través de su amor uno puede ser hecho su hijo y reconciliado con el Padre.  Piénsalo.  ¿Acaso merecemos lo que hace por nosotros?  ¡Por supuesto que no!  Por esta razón el versículo hace una aclaración muy importante: crece y fortalece tu corazón en amor, el amor que proviene de Cristo pues no hay ningún acto, ritual o tradición que haya sido de provecho para mejorar tu comunión con Él.  ¿Lo puedes entender?  Mientras que el mundo quiere convencerte de que la paz está dentro de ti; de que la alegría y el gozo dependen de ti; de que el amor proviene de ti; entre otras cosas, Dios nos enseña lo contrario.  Todo proviene de Él.  No hay nada que puedas hacer.  En ese entonces, había personas buscando tergiversar el evangelio de Cristo y hoy en día ocurre lo mismo.  Religiones que siguen insistiendo en que te portes “bien” para ir al cielo.  ¡Imposible!  ¿Cómo te vas a portar bien si eres pecador?  Uno es esclavo al pecado hasta que pide a Cristo que venga a su vida y sea Él quien rompa las cadenas.  Si algo hizo Jesús constantemente fue retar a los fariseos para que entendieran que los rituales no cambiaban corazones.  Una y otra vez buscó enseñarles y enseñarnos que ni la comida ni las obras nos vuelven buenos sino el amor y sacrificio que realizó Cristo.  Hoy lo aprendemos porque está escrito en la biblia.  Mañana lo compartimos para que las personas dejen de estar en la oscuridad y buscando donde nunca hallarán.  Aprovecha cada oportunidad que tengas para que la gente que te rodea pueda abrir los ojos y darse cuenta que dejar de comer esto o aquello no le va a convertir en una buena persona.  Comparte con la gente que seguir un rito o tradición como repetir algún rezo muchas veces no va a servir para perdón de sus pecados.  Diles que es el amor de Cristo y su sangre la que nos limpia y nos reconcilia con el Padre.  Pero lo más importante, vive en tu propia vida el cambio que es este amor.  Deja atrás tus costumbres.  Deja atrás tus pretextos.  Como dice Pablo en Filipenses 3, deja atrás el pasado y prosigue a la meta.  El amor de Dios en tu vida es la meta.  Dejándolo transformar no solo tu forma de pensar sino de actuar.  Recuerda, tal y como lo dice el versículo: de poco provecho ha sido tener reglas sobre los alimentos pero de mucho provecho es crecer en el amor de Dios.

Oración

Padre: vengo a tus pies a pedirte perdón por mis pecados.  Me he querido justificar.  He querido hacer las cosas a mi manera y entiendo que el perdón solamente llega por tu amor y gracia.  Reconozco que Cristo murió por mí y te pido que pueda ser reconciliado con el Padre.  Perdóname Señor en el nombre de Jesús.  Amén

9 de dic. de 2014

Hebreos 13:9ª

No se dejen ustedes llevar por enseñanzas diferentes y extrañas. 



Existen religiones que utilizan el nombre de Jesús y al mismo tiempo tergiversan lo que el Padre dice.  Es muy importante que estés siempre alerta de lo que escuchas de Dios y corrobóralo con la biblia y el contexto completo pues así surgen las enseñanzas diferentes y extrañas.  De personas que toman fragmentos y los acomodan a su manera.  Por eso siempre motivo a que vayas y leas constantemente la biblia.  Que la estudies.  Que medites en ella.  Si tienes dudas, acude con aquellos que tienen buen testimonio y pregunta.  Confirma que sus respuestas estén basadas en la biblia y tengan congruencia con lo que Cristo predicó.  Todo esto que leemos en el libro de hebreos, a pesar de haber sido escrito hace tanto tiempo, nos muestra la naturaleza caída del hombre.  Ésta es la misma hoy, ayer y siempre.  Tristemente siempre habrá alguien que quiera aprovecharse de los demás.  Siempre habrá alguien que tomará ventaja utilizando la necesidad de tener una esperanza.  ¿Por qué crees que hay tanto escándalo con líderes políticos?  ¿Por qué crees que sacan noticias de sus comportamientos o enriquecimientos?  ¡Porque así es nuestra naturaleza carnal!  Va en contra de Dios.  En contra de lo que Cristo nos enseña.  Busca lo suyo sin importar a quién afecte.  No pienses que cuando la biblia dice enseñanzas diferentes o extrañas se refiere a culturas satánicas o rituales que abiertamente están en contra de Su voluntad.  ¡Por supuesto que no!  Aquellos que atienden y siguen ese tipo de comportamientos están totalmente cegados y no buscan a Dios.  Se refiere a aquellos que están buscando a Dios, que están buscando crecer espiritualmente y confunden los principios pues Satanás es el mejor engañador.  ¿Cómo puedo estar tan convencido que mi fe es la correcta?  Porque mi fe la tengo en Aquél que creó al mundo, vino y vivió en el mundo para vencerle y traer esperanza mientras que ahora está sentado a la derecha del Padre.  ¡Ese Dios no lo inventé yo!  ¡Ese Dios no es una caricatura ni una creación de buenos deseos!  Ese Dios es real y dejó su palabra en la biblia.  Abre ese maravilloso libro y aprende.  Lee con atención.  Lee con un corazón dispuesto.  Solamente así podrás evitar el ser engañado.  Leyendo advertencias como la de hoy acerca de enseñanzas diferentes.  Insisto, esas enseñanzas utilizarán parte de verdad para confundirte y esconder su mentira.  Recuerda cómo engañó la serpiente a Eva.  Cuestionando y cambiando un poco la verdad de Dios para sutilmente seducirla.  ¡Así son estas enseñanzas!  ¡Así es Satanás que no quiere que tu comunión con Jehová crezca!  Él busca destruir esa esperanza que tienes.  No lo permitas.  Recuerdo una plática con una persona que me quería convencer sobre un tema del Apocalipsis.  Su error consistía en tomar unos cuantos versículos y tomarlos como un todo.  Su religión así es y por ello cae en ese error.  Sí.  Utilizan la biblia.  Sí.  Dicen creer en Dios.  Sin embargo, no lo hacen como Dios lo pide.  Insisto.  Ten cuidado.

Oración

Padre: gracias por cuidarme.  Gracias por buscar mi crecimiento espiritual y guiarme para no caer en enseñanzas diferentes.  Te pido tenga discernimiento y pueda ver cuando algo está en contra de tu voluntad a pesar de que tu nombre es mencionado.  No permitas que me aparte de Ti y de tu verdad.  En Cristo Jesús.  Amén

8 de dic. de 2014

Hebreos 13:8

Jesucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos. 




En repetidas ocasiones he escuchado personas refiriéndose a la biblia de la siguiente manera: fue escrita por hombres, se escribió para personas de otra época, las cosas son distintas hoy en día, tiene incongruencias, entre otras.  Cuando escuches este tipo de comentarios, debes saber que, en el 99% de las ocasiones, ni siquiera la han leído.  Es una cuestión psicológica.  Escuchas algo y creas tu propia impresión sin siquiera conocer de lo que estás hablando.  Brincamos muy rápido para realizar un juicio y con eso nos quedamos contentos.  Sin embargo, no quiere decir que sea correcto.  La perspectiva que tengamos de algo no quiere decir que sea la realidad.  Por esta razón, los devocionales que escribo siempre están acompañados de algún versículo.  ¡No se trata de hablar de lo que yo pienso sino de lo que Dios dice!  No son mis ideas, mis gustos, mis deseos o mis reglas.  Son las de Jehová.  Yo me voy a equivocar.  Si la gente pusiera su esperanza en mí, no tardaríamos ni una tarde para que los decepcionara.  Pero no te estoy compartiendo mis ideas ni las que escuché en algún lado.  ¡Te estoy compartiendo la palabra de Dios!  Esta es la misma, así como el autor, ayer, hoy y siempre.  La cultura ha cambiado.  Dios no.  Las tradiciones han cambiado.  Dios no.  Los ídolos han cambiado.  Dios no.  Los países e imperios han cambiado.  Dios no.  La gente quiere utilizar la misma forma de pensar con respecto a Cristo y a la biblia pero esto es incorrecto.  No puedes crearte una idea de ella simplemente por lo que escuchas.  No puedes crear tu propia religión tampoco.
Si eres una persona que todavía duda sobre la biblia y Jesucristo, te recomiendo que te acerques a un líder o alguien que conozca bien de ella y tenga buen testimonio y le preguntes todas tus inquietudes.  Pide que te las aclaren con la misma biblia para que poco a poco, vayas descubriendo su perfección.  La convicción de que sea la palabra de Dios y escrita por Él, no la acepté por algo que oí o me dijeron.  Lo acepté cuando entendía la perfección con la que está escrita.  Simplemente no puede haber un ser humano que lo hubiera podido lograr.  Descúbrela por ti mismo.  Lee.  Pasa tiempo con Dios.
Por último, este versículo debe traer paz y esperanza a tu vida.  ¿Por qué?  Es muy sencillo.  Mientras tú y yo estamos viviendo todo por primera vez, nuestro Señor lo conoce todo y lo ha visto todo.  Además, tiene el poder y control sobre todo.  Así que, cuando dejamos de confiar en nosotros y entregamos nuestra vida a Él, estamos poniendo nuestro descanso en Aquél que creó al mundo y venció al mundo.  ¿No te parece increíble?  No es una ideología.  No son buenas intenciones ni métodos para que tu mente se mantenga positiva.  Es una acción consciente en la que dejas absolutamente todos tus problemas y se los entregas al Dios que era, es y será.  ¡Ese es mi Dios y te lo estoy compartiendo el día de hoy!  No te dejes llevar por lo que escuchas pues estarás cometiendo muchos errores.

Oración

Señor: gracias.  Traes esperanza y paz a mi vida cuando más la necesito.  Vengo a tus pies a pedirte perdón por mis pecados y fuerzas para caminar conforme a tu voluntad.  Gracias por ser el mismo siempre y no cambiar según las circunstancias.  Te pido Padre que mi vida te sirva y de gloria.  En el nombre de Jesús.  Amén